Vivienda unifamiliar

CASTELLÓN, ESPAÑA | 225 m2

La intervención tiene como punto de partida un edificio entre medianeras de cuatro alturas de los años 50 que presenta una planta rectangular estrecha y muy alargada. La ubicación y distribución de las estancias se modifica por completo respecto a la vivienda original, que había tenido un uso secundario como guardería en la planta baja. La problemática de la luz natural se resuelve creando un generoso patio interior en la zona central que sirve para alojar la nueva escalera y que se convierte ahora en un espacio protagonista.
El proyecto de interiorismo realizado interviene en las estancias de las 3 plantas principales (unos 225 m2). Los propietarios establecen que el diseño espacios priorice la funcionalidad por encima de todo, con un diseño contemporáneo y acogedor que se adapte a sus gustos y estilo de vida. Toma especial protagonismo la iluminación, el carácter práctico y el diseño del mobiliario realizado casi todo a medida para el proyecto.
El proyecto previo realizado por el arquitecto encargado de la reforma establece una fachada diseñada con una piel envolvente cerámica generada con planos inclinados, concepto que se extiende al patio interior. Se utiliza como revestimiento el porcelánico modelo Lightwood de Living Ceramics, una cálida madera que se introduce también dentro de la vivienda como pavimento general.
En el proyecto predomina el blanco y los tonos neutros; colores piedra, beige y tierra en contraste con la madera, con la intención de recrear un ambiente acogedor, natural, sereno y armonioso, pero utilizando una variedad reducida de materiales y acabados.

Interiorismo: Vitale, Ignota Design

Arquitecto: Font Arquitectura

Finalista de los “Life is for Living” Awards, Living Ceramics, 2018