Escriche, cultura del sabor

CASTELLÓN, ESPAÑA | 35 m2 | 2016
Partiendo de la experiencia y el saber hacer de la carnicería Escriche, regentada por la cuarta generación de la familia, se crea un nuevo negocio que evoluciona de carnicería hacia tienda de alimentación. Con una apuesta por los preparados, cocinados y productos elaborados de estilo casero, con sabores de siempre. Bajo el eslogan “cultura del sabor” como eje argumental, Vitale da al espacio un aire a cocina tradicional, que pretende hacer visible una alimentación casera, saludable y natural.
Ubicada en un pequeño bajo comercial de un edificio antiguo del centro histórico de la ciudad, el proyecto pone en valor los elementos arquitectónicos existentes, como las vigas de madera y los revoltones del techo. La distribución de la tienda (de apenas 35 m2) se estudia al milímetro para ubicar las vitrinas de productos frescos, la exposición de productos envasados, el banco de trabajo, la zona de cobro y de espera. El diseño introduce detalles y guiños que reinterpretan algunos de los conceptos típicos de las cocinas de toda la vida.

Estrategia de comunicación Corporativa | Interiorismo | Naming | Marca