I Feel Good, life & training

CASTELLÓN, ESPAÑA | 318 m2 | 2016
Un espacio donde se respire energía positiva, salud, juego y libertad, que transmita una nueva forma de entrenar, una nueva forma de sentirse bien. Se concibe una imagen muy alternativa y diferenciada en el sector que apela al beneficio directo de la marca: “sentirse bien”. Disfrutar con el ejercicio, estar en forma, independientemente de la condición física de los clientes.
Con una visión de negocio que aúna entrenamiento y salud, centrada en el cambio de hábitos y la calidad de vida, se diseña un espacio de espíritu natural que se impregna de las connotaciones positivas de un espacio al aire libre. De esta forma “la experiencia I feel good” se traduce en parque, bosque, montaña, pradera, pueblo… El interiorismo potencia la inmersión en un entorno natural, se revisan las diferentes formas de practicar deporte y divertirse al aire libre y se convierten en el eje argumental del proyecto. El resultado es un centro de entrenamiento de estética campestre donde conviven troncos de árbol con listones de madera de pino, mucho verde y una iluminación uniforme de carácter desenfadado.

Estrategia de comunicación Corporativa | Interiorismo | Naming | Marca