Joyería Martín Navarro

ALMAZORA (CASTELLÓN), ESPAÑA | 122 m2 | 2007
El proyecto condensa el carácter genuino de la marca y sus valores de respeto por la tradición. El interiorismo apuesta por una intervención contenida que conserva los elementos originales de ladrillo caravista y el pavimento de mármol que se encontraban ya en el espacio. La fuerza decorativa que aporta el caravista contrasta con la estética neutra de las vitrinas diseñadas para el proyecto, que otorgan todo el protagonismo a las joyas expuestas. Los arcos del edificio original evocan la naturaleza de la orfebrería artesanal que domina Javier Martín Navarro.
La iluminación de las vitrinas está diseñada para conseguir una excelente reproducción cromática de cada uno de los materiales de las joyas y evitar su deterioro u oxidación.

Interiorismo