Reforma tienda de ropa, Coccole

Proyecto de interiorismo de local comercial en Castellón

Ubicada en el centro neurálgico y comercial de la ciudad de Castellón, Coccole es una boutique de moda y complementos para la mujer. La idea de negocio es crear un showroom muy acogedor, femenino y natural. Un lugar donde disfrutar de forma distendida de una cuidada selección de marcas de ropa y complementos, disfrutando de un asesoramiento muy personalizado y cercano.

Coccole se traduce al castellano como “mimos” y éstos son el leitmotiv del proyecto de interiorismo. Un ambiente confortable, de tejidos suaves, materiales elegantes, iluminación de alma cálida y pequeños detalles que sorprenden y enfatizan el espíritu creativo de la marca. El estudio Vitale diseña la marca y el interiorismo de la firma con la intención de crear un espacio diseñado para vivir cada detalle, apreciar cada prenda, cada complemento y sumergirse en el universo Coccole sin prisa, tranquilamente.
Se parte de un local de planta muy estrecha y alargada de unos 100m2, el diseño de la distribución se centra en sacarle el mayor potencial a este hándicap. Se trabaja en conseguir un espacio luminoso, amplio que se perciba ordenado y con un recorrido holgado. Para ello el mobiliario expositivo y el mostrador se colocan en paralelo. Se recurre a los espejos en el mostrador y en el fondo de la boutique para crear un juego de reflejos que multiplican las prendas, la luminosidad y la profundidad del espacio. La entrada se plantea como un gran escaparate que invita a visitarla libremente.

Coccole se distingue por proporcionar un completo asesoramiento y definir un “total look” a sus clientas, por este motivo la zona de probadores tiene un especial protagonismo en el proyecto de diseño interior. Se diseña amplia, confortable y muy funcional.
A nivel estético se pretende crear un ambiente sofisticado y atractivo, con una personalidad muy creativa y lleno de pequeños detalles sorprendentes. Para ello se diseñan unos expositores a medida realizados con mobiliario recuperado. Sillas, mesas y cajones que se convierten en soportes para exponer, colgar y mostrar los productos. Cientos de delicados molinillos de viento, realizados en fieltro, recorren el techo de la tienda proporcionando profundidad y direccionalidad.
La iluminación general del espacio es escénica, enfatizando las zonas de producto de forma directa y volumétrica. La cortina que recorre el local se retroilumina generando una gran lámpara de luz indirecta. Para el mostrador se diseña la lámpara Coccole, una luminaria elegante y delicada, que proporciona una luz suave y cálida.

Antes y Después

Estrategia de comunicación Corporativa | Interiorismo | Naming | Marca